El Vacío. Un instante necesario para lo Pleno.

 


Episodio 11. El Vacío. Un instante necesario para lo pleno.

El vacío es un instante en tu vida que se te va a presentar, en el que vas a tener que dejar atrás lo viejo para poder vivir plenamente lo nuevo. 

Mientras estemos sosteniendo en algún nivel de nuestra mente la vieja manera de vivir, esa manera de la mente sufriente, la que se resiste a perdonar, la que se resiste a compartir y se guarda para sí tanto el rencor, como la manera de liberarse de él y no lo comparte… la que quiere conservar la imagen fabricada del ego para ser aceptado por el mundo que percibe fuera de sí misma, esa mente debe ser soltada, es necesario dejarla totalmente atrás. Hay que realizar ese salto al vacío una y otra vez, cuando me doy cuenta de que lo estoy agarrando. 

Este instante de vacío, se presentará todas las veces que haga falta, hasta que tu única respuesta sea:  soltar siempre lo viejo y abrirte a lo nuevo… y lo nuevo no lo conocemos hasta que lo vivimos, es la experiencia la que nos lo hace conocido.

Quizás te parezca poco definida esta explicación y por ello voy a darle una forma concreta, aunque puede tomar muchas formas, creo que ayudará el que lo pueda expresar en concreción.

Siempre que se nos presenta un salto al vacío es para deshacer un miedo, pero el miedo puede estar muy oculto.

 

Veamos un ejemplo: miedo a la soledad.

Tengo un miedo profundo a la soledad, pero no me doy cuenta de ello, lo disfrazo mediante las relaciones personales, sean relaciones de siempre o relaciones nuevas, percibo las relaciones exteriores con otras personas como la fuente de mi ser, sin ellas me siento desamparada.

¿Como puedo darme cuenta de este miedo?, solo siendo completamente honesto en la observación de mis pensamientos y sentimientos, y por supuesto también observando las relaciones que ahora tengo… ¿que carencias veo en ellas?

 

Quizás tengo una amiga que siempre está buscando una relación de pareja, se apunta a múltiples páginas de contactos y queda con muchas citas… como yo no hago eso, no lo percibo como una carencia mía… bien, obsérvate, ¿te parece mal que ella haga eso? ¿Hay juicio en ti?, crees que está desesperada… ¿que piensas?,  ¿Que sientes con respecto a ella?, ¿Porque crees que lo hace? 

Escucha tus respuestas, eso son tus creencias sobre ti, tus miedos escondidos, no tienen nada que ver con lo que tu amiga siente y hace… créeme eso es tuyo.

 

Quizás tienes un hermano, amigo o compañero de trabajo que vive solo, que no quiere vivir con nadie, que solo se ve con algunas amigas, pero no quiere comprometerse, sus relaciones nunca llegan a ser profundas, ni alargarse en el tiempo. 

Hagamos lo mismo: ¿que piensas sobre el?, ¿crees que está mal lo que hace? pregúntate que sientes, que piensas y escucha tus respuestas.

 

Tanto el hecho de que veas a alguien desesperado por relacionarse y lo juzgues, como que tengas una imagen fría, distante y la juzgues como mala de alguien que decida vivir solo, si no te deshaces de esos juicios no te liberarás, esas personas están en tu vida para que puedas ver tus miedos, sanar esas relaciones te liberará a ti…

 

La observación de tu sentir y de tus pensamientos con honestidad y la intención y voluntad de liberarte del miedo es lo que estamos haciendo en todo este proceso de los 11 primeros episodios del blog.

Por eso esta primera parte se llama “Deshacimiento”, la práctica de los ejercicios que te he ido planteando de observación, enfoque meditativo y silencio, te ayudarán a transformar primero tu sentir interno y después inevitablemente eso va a trasladarse a tu experiencia eterna. 

En la siguiente parte del blog que he denominado “Aprender lo nuevo” veremos cómo aprender a sostener esta conciencia de Unidad que está naciendo en ti.

Pero recuerda que es necesario el proceso de deshacimiento para que el Vacío, ese instante necesario para lo pleno… se produzca, sino, lo nuevo no tendrá espacio para quedarse en tu conciencia.

Recuerda que el perdón o aceptación de tu instante presente, de tu pasado, de tu historia, de tu mundo, es lo que crea este instante de Vacío, donde la naturaleza de tu verdadero Ser despierta y entonces, es Él Quien aprende lo Nuevo. Y si es Él Quien aprende, ya nunca volverá a olvidarse del Amor.

Trabaja esta primera parte y salta al Vacío conmigo, únete a mí  y seguiremos Juntos aprendiendo lo Nuevo.

 

 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Vivo en el caos

Bienvenidos. Deshacimiento.

Mi casa y yo. Acepta tu hogar actual.