Mi mundo y yo. Acepta este mundo.

 


Episodio 8. Mi mundo y yo. Acepta este mundo.

 

Hemos llegado al episodio en que nos encaramos de frente con una emoción: la ira. El enfado con el mundo que estoy habitando. Quizás he llegado a aceptar mi experiencia y mis relaciones, pero aceptar incondicionalmente este mundo tal y como lo veo ahora mismo en su totalidad, parece imposible. Aceptar todo lo que sucede incondicionalmente, es no juzgar nada de este mundo como incorrecto o malo, pero si nos resulta imposible es sencillamente porque el juicio es previo ya a esta decisión de aceptarlo. Ya existe un juicio anterior que nos dice que hay cosas que no se pueden aceptar (o perdonar), hemos llegado pues a un límite o barrera que solo podremos traspasar con la ayuda de nuestro espíritu, Ser o alma. Sin ella es imposible.

 

La ruta hacia esta aceptación pasa por el encuentro con nuestro Ser, esta ruta es interna, y es hacia el Sentir esencial de Paz que es el sentir del alma, siempre presente en todos nosotros, pero sin embargo oculta tras las capas emocionales que empiezan por esta ira, aunque también puedes ocultar el enfado mediante tristeza, culpa, o cualquier otra emoción como envidia o victimismo. 

La ruta pues, empieza con sentir en un espacio callado y de observación presente estas emociones, sentir nuestro enfado o ira o incluso odio, no es malo, es necesario sentirlo con la ayuda de nuestra alma para que pueda ser sanado, y la propia ruta desde el sentir nos lleva a liberar la misma emoción y cada vez nos hacemos más conscientes de nuestro Ser álmico. 

Aceptar el mundo pasa por perdonarlo totalmente, amarlo tal y como es, sin cambiar nada de lo que en el esta sucediendo ahora mismo, pero sintiendo todo lo que sientas en este instante, así pues, aceptar el mundo es simplemente, aceptar lo que sientes con respecto a él. Si hay hambre en el mundo, ¿que sientes? … si hay una guerra ¿que sientes? Abraza tu sentir, únete a tu alma y siente con Ella. No te engañes, no te ocultes tu enfado, tu ira, tu sensación de víctima o tu envidia, abraza tus emociones. Tú elegiste como alma vivir en este mundo ahora mismo, con todo lo que está sucediendo en él. Tú elegiste este guion de tiempo y espacio, en este momento de la historia, en este país, en esta ciudad, con todo lo que pasa en ella, abraza tu sentir al respecto, no te escondas nada. 

No importa lo que suceda en la forma: quizás guerras, hambre, un incendio, robos, un virus mundial… no importa, pero todo ello te hace sentir algo ¿verdad? Eso sí importa, siente lo que sea que estés sintiendo unida al Amor incondicional de tu Ser, y tu propia experiencia sentida te hará comprender el Verdadero sentido de la experiencia. 

Si tu mente de juicios se interpone, apártala diciendo “no se” a cualquier cuestión que te distraiga, recuerda los cinco pasos que aprendiste en el taller del perdón que te propongo en el episodio anterior. Es una práctica que podrá ser aplicada a todo lo que suceda dentro de ti, ya sea por relaciones personales o por eventos mundiales.

 

Y cuando vayas integrando esta práctica dentro de ti, podrás por propia voluntad entrenarte con este ejercicio que te propongo en este episodio, yo lo hago casi todos los días y es muy transformador.

 

Ejercicio: Mira las noticias de la televisión.

 

Este ejercicio de mirar las noticias de la televisión, no tiene que durar más de 20 o 30 minutos, con esta cantidad de tiempo será suficiente para tener el material para la práctica.

 

Después ve a un lugar de tranquilidad y silencio y empieza esta práctica.

Quizá llegará un momento que la podrás hacer mientras estás viendo las noticias, pero al principio será mejor, verlas primero y hacer la practica en silencio y calma interior.

 

Respira. Cierra los ojos y ve hacia el interior.

 

Déjate descansar en la calma de la respiración y ahora deja que tus pensamientos simplemente pasen sin atenderlos, concéntrate en el aire que entra y sale de tus pulmones, déjate descansar en la respiración.

 

Ahora ve a tu sentir interior, atiende el sentir, sea el que sea, siente tu centro.

Estas aquí, recuerda: tu alma esta siempre en ti, atiéndela.

Te siento: estás aquí.

 

Despacio deja que el pensamiento simplemente recuerde las imágenes, las noticias que viste, déjalas pasar, recuérdalas, como si estuvieras viendo de nuevo el programa.

Cuando una noticia te haga sentir alguna emoción, no la evites, siéntela, deja que tu ser la sienta contigo, estate en ese sentir unida al alma todo el tiempo que lo requiera, no te dejes alimentar por los juicios, pero permite que la mente te muestre como los juicios alimentan la emoción contraída, date cuenta de ello, observa como la emoción de ira o rabia se alimenta de la noticia que estás recordando, de lo que dicen las palabras o imágenes que viste y… observa cómo puedes sentirlo con tu Ser, y como tienes el poder de ver todo esto completamente neutro, permite que tu alma te muestre la verdadera visión de lo que antes juzgabas, suelta tu percepción o juicio de la noticia diciendo:  “no sé en realidad que significa nada de lo que estoy viendo”pero estoy abierto a saber la verdad. 

 

Deja que el Sentir de tu Esencia Verdadera llene tu corazón y todas las emociones que surjan de estos recuerdos o imágenes, permite que sane tu conciencia de separación y ábrete a vivir en la Unidad del Amor.

 

Descansa en silencio todo el rato que necesites después de hacer este ejercicio.

 

La práctica continua de este ejercicio te llevará a la aceptación de tu mundo y con ello a su transformación del miedo al Amor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vivo en el caos

Bienvenidos. Deshacimiento.

Mi casa y yo. Acepta tu hogar actual.