Vivo en el caos


 Episodio 1

Vivo en el caos.

 

Imagina que eres un ser libre, una alma etérea y poderosa, espíritu puro que has querido experimentar una vivencia totalmente diferente y revolucionaria: el olvido de ti mismo como ser poderoso y eterno para identificarte con una forma que tiene inevitablemente un final en el tiempo. Aunque no puedes perder tu Ser, si es posible (debido a tu mismo poder) creer que lo has perdido, de modo que puedas sentir la experiencia deseada con total implicación. Y del mismo modo que creas la experiencia de olvido de ti mismo para implicarte totalmente, en la misma experiencia creas el regreso o recuerdo de tu mismo Ser, con un diseño totalmente perfecto en Unidad y Relación con toda la experiencia que vives. 

Por eso dicha vivencia tiene un dispositivo de seguridad para que no te pierdas a ti mismo para siempre, ese dispositivo es algo que no podemos entender mientras estamos identificados con la forma de la experiencia, es el dolor o lo que llamamos sufrimiento, no vemos que está apareciendo en un principio como indicativo de que el juego de la experiencia de olvido ya no es deseable.

El sufrimiento me muestra que vivo en un caos mental del cual no era consciente.

 

No lo sé que vivo en el caos. No me doy cuenta, pero estoy viviendo en el caos, en realidad creo que es mi vida normal y la que vive todo el mundo, el caos se ha convertido en mi normalidad y ni siquiera me doy cuenta de ello hasta que no se convierte el algo realmente insoportable.

Para que comprendamos un poco lo que aquí apunto, voy a describir una vida caótica tal y como me refiero a ella aquí.

 

“Me levanto por la mañana, voy al trabajo, tengo el día organizado, atiendo las cosas que surgen, no me detengo al silencio, no hay tiempo, tomo café, voy al gimnasio quizá, a mediodía hablo o como con compañeros de trabajo o en familia, por la tarde trabajo de nuevo, me reúno en bares o lugares de ocio, hago actividades que me digo que me relajan o gustan y finalmente vuelvo a mi casa, ceno, duermo, quizá en compañía, puedo tener relaciones íntimas o no, pero estoy encerrado en un bucle, para creerme que salgo del bucle programo y preparo vacaciones, fin de semana de actividades, quedadas con amigos, siempre organizando un futuro para que me libere de un presente rutinario en bucle, y queriendo evitar o  deseando la repetición de un pasado según lo juzgo como no deseable o satisfactorio según mis propias reglas del juego, pero claro… creo que tengo obligaciones indispensables, hay que trabajar, ganar dinero, mantener mi familia, mantener mis amistades, mis propiedades, o mi salud, hacerme chequeos, organizar mi vida cada día, cada día, cada día….”

¿Te suena? Quizá pensabas que una vida en caos era el derrumbe de tu economía, una enfermedad, una relación rota o la muerte de un ser querido…. Bueno, eso es lo que te has puesto en tu guion de vida para darte cuenta de que vives en el caos.

Cuando la enfermedad, el abandono o pérdida de un ser querido, el despido o el malestar muy agudizado en el trabajo, la ruina económica, aparecen en tu experiencia es cuando crees que realmente estás viviendo una pesadilla caótica. Sin embargo, en tu realidad cotidiana de estrés continuo, de tensión y miedo subyacente no te das cuenta de que en realidad estás viviendo en el caos.

 

Pero estás viviendo en el caos. ¿Por qué lo sé? Porque yo también estuve ahí y ahora vivo en la Paz verdadera, porque la estoy experimentando en este mundo y en esta experiencia de vida y porque sé que puede vivirse aquí es por lo que puedo guiarte a que me acompañes en este viaje a través de 33 episodios. Desde tu casa, que es el escenario primero que vamos a utilizar para liberarte de ese caos que estás viviendo. Desde tu experiencia personal, que es el personaje que está en ese escenario. Desde tu mundo natural y tu ciudad o pueblo que es donde se sitúa tu persona y tu hogar en ese escenario compartido con tus semejantes. 

Empezamos deshaciendo el caos interior desde tu espacio más íntimo: tu casa y tu lugar más privado: tu mente. Para crear un vacío interno y espacioso donde la verdadera paz y armonía puedan simplemente surgir.

 

¿Donde vivo?

Vivo en el mejor escenario posible para darme cuenta de mi necesidad de paz.

Quizá en tu caso es un problema de desorden claro en los objetos de tu hogar, quizá es un problema de relaciones con las personas con las que convives, o un problema con la abundancia o el trabajo que tienes que te produce malestar. 

En realidad, no importa la forma que tome para ti: estás viviendo en el caos.

En feng shui te dirán que, si tu entorno está limpio y en orden todo irá bien, pero escúchame: no siempre es así. Yo he visto personas en mi trabajo como consultora de feng shui que obsesionadas por la limpieza y el orden tenían su casa impecable, colocaban todas las curas de feng shui y se mantenían al día con la técnica y sus aplicaciones y … vivían en una constante tensión por ello, la técnica se había convertido en su cárcel. Porque la técnica fue atrapada por el miedo.

Entonces ¿qué es lo que falla cuando ni siquiera la limpieza, el orden y la técnica parecen funcionar?: tus pensamientos de miedo.

Igual que no te das cuenta de que vives en el caos, tampoco te das cuenta de que tienes miedo. Pero lo tienes, aunque lo niegues, aunque no hables de ello, aunque no lo quieras mirar: tienes miedo. Si tu vida no es profundamente alegre y pacifica siempre (no en la forma aparente sino en tu sentir interno) entonces, créeme: tienes miedo.

Tu limpieza exterior debe acompañarse por una limpieza interior de tus pensamientos temerosos y obsesivos, de tu culpa por el pasado y tu miedo por el futuro. 

Sin embargo, empezaremos por lo que sea más amable para ti y seguramente será tu espacio exterior, ello te ayudará a dar el paso a tu espacio interior.

 

Sin embargo, la decisión es interna, y es una sola elección: elegir la experiencia de Unidad en lugar de la separación, en realidad es la elección por la paz en lugar de por el caos (que es la elección que tomamos totalmente inconsciente cada día).

Por eso quiero darte esta práctica para este primer episodio, para invertir conscientemente esa decisión por el caos de la que no te das cuenta, que es la verdadera causa de todos los conflictos y desasosiegos que experimentas.

 

Todas las practicas es bueno hacerlas por lo menos un día (o si quieres dos o tres días) antes de pasar al siguiente episodio, aunque leer este blog te lleve aparentemente más tiempo que hacerlo rápido y de un tirón … ya que si integras cada uno de sus episodios antes de pasar al siguiente llegarás al estado descrito de Paz y Alegría ya desde la primera lectura y práctica. También es posible que para ti sea mejor repetir el proceso nuevamente después de una lectura completa inicial. O quizá has entrado en el blog en el momento de su creación, por lo tanto tendrás que realizar los episodios tal y como se vayan publicando, esto es algo que va surgiendo en mi a un ritmo que no puedo controlar, entonces ese ritmo de creación será el tuyo de recepción.

En cualquier caso, el proceso completo es la lectura y la realización de las prácticas que acompañan cada episodio, tómalas como un juego o un proceso de un aprendizaje: Aprender cómo vivir en este mundo de una nueva manera.

 

Practica episodio 1 

Lee este texto dos o tres veces al día, despacio e integrando y parando después de cada párrafo, acompañándote de un espacio de silencio después de cada lectura. 

 

ELIJO LA UNIDAD

Vivo la Relación

 

Estoy confundido en un mundo alterado

Me he identificado con la separación

Detengo mi mente

Respiro conscientemente

Despierto del sueño de la dualidad

Elijo la Unidad

 

El mundo me atemoriza

Veo lucha, rencor, dolor

Detengo mi mente

Respiro conscientemente

Me Uno a la Verdad

Vivo la Relación con lo Invisible

Elijo la Unidad

 

Me atrapan mis relaciones personales

Veo separación y diferencias, comparación y juicios

Detengo mi mente

Respiro conscientemente

Me Uno a la Luz interior en mis relaciones

Me Uno a la Verdad

Elijo la Unidad 

 

Veo desorden en mi hogar

Desorden en mi pensamiento

Caos en mi vida y en mi mente

Detengo mi mente

Respiro conscientemente

Recuerdo la Unidad

Lo Invisible Une todos los acontecimientos

El Orden sostiene un caos aparente que no existe en realidad

Descanso en la Verdad

Me Uno a la Verdad

Elijo la Unidad

Comentarios

  1. Es un placer leerte y reflexionar sobre sus contenidos. Me detengo y respiro. GRACIAS!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Bienvenidos. Deshacimiento.

Mi casa y yo. Acepta tu hogar actual.