Sincronicidad. Acepta tu camino.

 



Episodio 4. Sincronicidad. Acepta tu camino personal.

 

Aceptar tu propio camino o si quieres tu propia historia personal es un paso necesario para comprender la sincronicidad.

Toda la Vida está sincronizada y tu vida está dentro de Ella, estás desempeñando un papel perfecto dentro de la relación de todo con todo en esa conexión que hemos empezado a identificar, por lo tanto, todo está sucediendo en total sincronía.

Esta sin cronicidad no la vemos en el transcurso de la vida, pero en este momento nos detenemos para que pueda ser observada.

 

Un proceso para la sincronía.

El reconocimiento de que todo está relacionado, uno de los tres principios del feng shui, nos lleva a aceptar la sincronicidad.

 

El feng shui habla de que todo está vivo, de que todo está relacionado y de que todo cambia. Esos tres principios resumen lo que aquí llamo un proceso.

 

Ver todo como dotado de vida o energía vital es el primer principio que necesitamos abrirnos a reconocer.

Que todo está en relación es bastante obvio, pero a los niveles en los que realmente está sucediendo no nos los parece, hay todo un mundo invisible de relaciones que no percibimos pero que sostienen la experiencia que vivimos.

Si nos abrimos a descubrir ese mundo invisible voluntariamente entonces experimentamos el total cambio en la vida y las relaciones y experiencias que tenemos.

 

Veamos un modo sencillo de experimentar conscientemente este proceso.

 

Ocurre una experiencia, que según lo que yo siento al experimentarla la vivo como feliz o desafortunada.

Ese sentir está lleno de juicios que son los que determinan el modo en que yo voy a vivir mi experiencia, pero no soy consciente de ellos de forma observable.

Creo que no hay otra manera de experimentarlos que la que estoy viviendo, así que me enfoco en cambiar la situación externa, lo cual no sirve de mucho ya que la causa de lo que experimento no está fuera de mi sino en mi interior sentido. Es necesario invertir el foco para poder ver como todo está relacionado y a la vez todo puede cambiar. Esta sincronía pues, funciona siempre de dentro hacia fuera y nunca al revés, aunque lo de “fuera” me ayudará para identificar el sentir interno, eso ocurre siempre, la oportunidad siempre la tenemos ahí, solo es necesario seguir el proceso de la inversión.

 

Un proceso para ver y restaurar en mi conciencia la realidad de la sincronicidad. 

 

1.    Observo mi pasado y elijo una escena que tiene un juicio y sentir específicos que deseo ver de otra manera.

2.    Me Uno a la energía invisible del espacio y de mi Interior (puedes llamarla Alma, espíritu o Dios, aquello que sientas más verdadero para ti). Recuerdo que no hay separación cuando siento la energía invisible que lo une todo, el Espacio, el Espíritu, la Vida sin forma.

3.    Desde esa unidad sentida en mi corazón empiezo a soltar los juicios de mi pensamiento a cerca de la situación, persona o acontecimiento que me preocupa ahora. Este punto puede llevarte un tiempo, déjate descansar en el espacio de silencio que requiere este soltar. Puedo decir “no se” a cada juicio que aparezca, dudar de mi mente acusadora me dará paz.

4.    Ahora con mi mente tranquila puedo tomar la decisión de ver esta situación de una nueva manera, una manera que no sé cómo será, pero que confío plenamente en que se me dará al soltar los juicios. Y será pacífica.

5.    Acepto la nueva visión como si ahora mismo ya la tuviera en mí, pues mi solo deseo que entregar el juicio abre la puerta a la nueva experiencia.

 

Aquí empezare a experimentar la sincronicidad de las formas que hay en mi vida y conforme vaya soltando mi antigua manera de ver la vida en separación, se me revelará la Unidad de todo lo que sucede.

 

Aplicar este proceso una y otra vez tanto en acontecimientos pasados, como presentes que me produzcan tensión, en donde detecto un juicio, miedo, tristeza… producirá un cambio gradual en mi manera de ver. 

Quiero que entiendas que no es algo que hagas una vez y ya está, pues la mentalidad y los patrones diríamos “programados” en nuestra forma de vivir saltan automáticamente, y para invertir la mentalidad de conflicto es necesario deshacer esa programación con nuestra voluntad de libertad interna.

Recuerda: vives en el caos incluso cuando no te das cuenta si no estás en total paz interna, pase fuera lo que sea que pase. 

 

Conforme vayas realizando este proceso una y otra vez, cada vez será más fácil, más natural, hasta que se convierta en tu forma habitual de respuesta a todos los acontecimientos, relaciones y situaciones que se presenten. 

La confianza se irá desarrollando cada vez más, porque esto que ahora lees como algo que yo te estoy contando se convertirá en tu propia experiencia vivida, solo así reconocerás la Verdad de estas palabras.

 

La aceptación de tu camino, de tu historia y de tu experiencia personal es lo que estás realizando en cada proceso de estos cinco sencillos pasos hacia tu libertad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Vivo en el caos

Bienvenidos. Deshacimiento.

Mi casa y yo. Acepta tu hogar actual.