El entrenamiento del nuevo Yo.

 

15. El entrenamiento del nuevo Yo.

 

Aquí voy a hablarte de lo que ha sido mi entrenamiento, y es lo que sigo haciendo aun hoy, lo que ocurre es que ahora no lo considero como tal, no hay esfuerzo en vivir así, sino que es lo natural para mí. 

La meditación. La observación de mis pensamientos y emociones tomando responsabilidad de ellos y eligiendo cambiar conscientemente con la Unión a mi Ser espiritual el antiguo modo de pensar, una y otra vez. Y una forma de vivir tranquila, pacifica, lejos del estrés de un mundo alocado, el cual observo con amor y sonrío cuando veo la inocencia de la locura que viví tan intensamente. Son mi nueva forma de vivir como el Yo en Quien me he transformado.

 

Quiero compartirte mi libro “Una nueva visión” allí describo el inicio a mi despertar, pero nunca he dejado de realizar las prácticas y ejercicios que en él os comparto. Este libro es también un seminario donde mi acompañamiento, ya sea a distancia mediante video conferencias o en seminarios presenciales, se ofrece para ayudar a esa transformación íntima interior que cambiará tu vida. 

Si tu camino sientes que es como el mío, déjate guiar por mi experiencia vivida.

 Comparto aquí el texto donde hablo en mi libro de los hábitos del Ser, para que sientas si deseas que sean los tuyos, si lo deseas… entonces ya estás en el mismo camino que yo estoy. No importa cual lejos te consideres aun de ese modo de vivir, si lo deseas ya es tuyo, ya está en tu guion escrito para ti.


Extraído del libro “Una nueva visión” segunda parte del mismo.


 “Los hábitos  del Ser. 

Vas a cambiar tu modo de moverte por el mundo y te evitarás muchos problemas y conflictos. Estarás en conexión con el Ser desde el cuerpo físico.

No tienes que cambiar todos tus hábitos a la vez, tú mismo verás como de forma gradual quieres vivir de ese otro modo. Lo único que debes hacer es meditar, lo demás sucederá e irá apareciendo la necesidad en ti mismo de cambiarlo.

Ya no te sentirás bien con algunas cosas que hacías antes y las señales de que estás despertando son que ya no desearás algunas cosas y sin embargo querrás hacer otras.


·     Meditar en silencio todos los días ya no será una obligación sino una elección, con alegría querrás tener esos momentos de soledad y silencio con tu alma, por la mañana y por la noche.

·     Cambiarás de forma intencionada tus hábitos de lo que comes y bebes, alimentarás tu cuerpo físico de forma sana con una dieta natural. Es posible que quieras ser vegetariano (pero no por obligación sino porque muchas cosas ya no te apetecerá comerlas). Sabes que tu cuerpo necesita servirte para tu propósito y lo cuidarás para que te haga sentir bien y te ayude a cumplirlo.

·     No beberás alcohol, no porque sea “poco espiritual” sino porque te darás cuenta que adormece tu mente y tu creatividad, querrás estar en conexión con tu alma y tener la mente clara para vivir tu propósito de forma consciente.

·     Seguramente integrarás en tu día a día alguna actividad que beneficie al cuerpo físico, puede ser caminar, hacer yoga, chi kung o una actividad deportiva suave.  Si ya realizabas deporte antes seguirás, aunque es muy posible que se transforme en una actividad más tranquila y dejes de “machacarte” en el gimnasio, eso es porque  el deporte ya no es un “escape” de nada, sino que lo realizas para cuidar de tu cuerpo como portador de tu alma y lo tratas bien. Eres consciente de tu cuerpo como experiencia del espíritu.

·     Cuidarás las relaciones evitando las personas tóxicas, las comprenderás, entenderás su proceso y si te piden ayuda les darás herramientas, pero ya no formarán parte de tu circulo íntimo, tampoco ellas se sentirán atraídas por ti para entrar en tu circulo. Te habrás deshecho de la necesidad de aprobación de los demás, por lo que si hay personas que desaparecen de tu vida no te sentirás mal, ni te sentirás solo. Sabes que siempre estás acompañado por la Vida, quien te pone cerca de ti todo lo necesario. Dejarás partir con Amor a aquellos que parecen alejarse. Sabrás como utilizar las relaciones personales como un espejo para tu propia evolución. Aprenderás y enseñarás en todas tus relaciones.

·     Llegado a este punto ya tienes confianza en la Vida y aceptas tu proceso donde estás ahora, sin juzgar el pasado y caminando hacia el futuro con alegría. pero reconocerás el poder del instante presente por lo que, si te das cuenta de que algo no está bien en tu vida decides cambiarlo hoy, no mañana. Tienes conciencia del momento presente.

·     Realizas las acciones alineadas con tu intención. Eres coherente. Piensas, dices y actúas con coherencia, en una misma dirección. Realizas las acciones y luego no te aferras al resultado, dejas que el universo ponga las cosas en su lugar.

·     Utilizas tu libreta y sabes que quieres dejar de juzgar, observas como te comportas siempre tú, no los demás. Para dejar de juzgar primero es necesario que te des cuenta de cuando estás juzgando. Escribes y anotas todo lo necesario en tu libreta sobre lo que ocurre y sobre las personas con las que te relacionas, para hacerte consciente de tu proceso personal.


Irás desarrollando todos estos nuevos hábitos en tu vida de forma natural cuando incorpores la meditación diaria, es el primer habito que necesitas esforzarte en añadir, los demás le seguirán más fácilmente. 

Verás cómo los juicios van desapareciendo de tu forma de vivir y en lugar de juzgarlos y enfadarte, cada experiencia de tu vida será un aprendizaje para sanar aspectos de ti mismo.”

Todos estos hábitos no tienen que ser exactamente así para ti, pero tendrán un elemento común y claro: la Paz interna.

 

Si deseas ser acompañado por mi libro o hacer conmigo el seminario, pues hacerlo a través de mi web https://www.riubo.com/espiritualidad


Comentarios

Entradas populares de este blog

Vivo en el caos

Bienvenidos. Deshacimiento.

Mi casa y yo. Acepta tu hogar actual.